Por suerte con Niña Preciosa apenas tuve dificultades durante la lactancia materna y pude disfrutar de una lactancia plácida y bonita, ahora pienso que igual me hubiera gustado alargarla un poco más, pero la vuelta al trabajo lo hizo muy pero que muy difícil. Así que prefiero quedarme con ese recuerdo de nuestros momentos juntas y de lo bonito que fue crear ese vínculo con ella.

Pero con Niño Maravilloso no fue así de fácil, tan complicado se puso que al final tuve que optar por la opción de una lactancia artificial, al fin y al cabo, ahora tengo un niño sano, feliz, y también tuvimos nuestros momentos con el biberón. Es decir, con cada uno de mis hijos ha sido absolutamente diferente, y estoy agradecida de cada experiencia porque ahora os las puedo contar y compartir y además me han hecho crecer como madre y como mujer.

Las dificultades durante la lactancia materna pueden ser muchas y variadas, puedo hablar de mastitis como el gran enemigo de la lactancia, pero a su vez los malos agarres del bebé al pecho pueden ser un problema. Incluso conozco casos que la subida de la leche ha sido tan dolorosa y complicada que han motivado un abandono de la lactancia. Nada de esto sucedería si nos viéramos acompañadas de una figura con conocimientos médicos que nos acompañara en ese momento.

Por eso si hubiera conocido lo que una Salus podría haber hecho por mí hubiera luchado un poquito más por mi lactancia con Niño Maravilloso, pero como os decía, mirar al pasado y quejarse no tiene sentido, así que os cuento de nuevo todo lo que una salus puede hacer por vosotros.

Una salus puede ayudarte con todo aquello relacionado con el bebé, desde cuidarlo mientras tu realizas tus tareas diarias (gestiones, trabajo, cuidado personal) hasta, y aquí viene lo más importante, ayuda en su cuidado, desde masajes para reducir los cólicos a ayuda con las dificultades durante la lactancia materna. Y también puede ayudar en los primeros días después del parto con las cicatrices de la madre y el apoyo emocional que necesita.

Si estáis buscando un regalo y no sabéis que regalar a la futura mamá, una salus es una opción fantástica, ¡y en Tu Bebebox te ofrecemos un montón de opciones!

Y como grandes expertas en todo lo vinculado al post parto y al bebé os dejo este post de My Salus en el que nos explican las diversas dificultades durante la lactancia materna, los problemas que puede traer la no subida de la leche y cómo favorecerla, incluso tiene una infografía muy simpática para que nos quede todo muy claro.

¡tenemos una sorpresa para ti!

dejanos tus datos y disfrútala