Cuatro meses de entrega total. Cuatro meses de aprendizaje. Cuatro meses de amor y pasión por TB (Tu Bebé)… Y ahora, ¿Qué te dicen? ¡¿Que vas a tener que dejarle para volver al trabajo tras la baja de maternidad?!

Pero si justo ahora es cuando TB empieza a interaccionar un montón contigo, que empiezas a pillarle el truco a esto que llaman la maternidad, que sientes que empieza lo divertido… Pues, sí, es un poco lo que sentimos todas cuando llega este momento tan duro y esencial. Si no necesitas volver al trabajo tras la baja de maternidad por alguna razón (a saber: estás en el paro, o tu apellido es Hilton, o has hecho las cuentas y te sale mejor quedarte con TB comparado con dejarlo en la guarde…), pues en este caso estoy encantada de decirte que vas a divertirte mucho este mes. Ya lo verás por ti misma: a los cuatro meses TB se convierte en un ser gracioso y parlanchín, balbucea todo el rato emitiendo cada vez más sonidos diferentes.

Pero si te toca volver al curro, que es lo más común, piensa que también esta transición tiene su parte positiva: te va a permitir volver a vivir una vida más equilibrada, menos centrada en Tu Bebé, lo que es muy importante para tu equilibrio emocional y el de tu familia. Y como al mal tiempo hay que ponerle buena cara, te propongo reírte un poco de la situación y ver esta imagen del Club de las Malas Madres,  pensando que pronto esto es lo que te pasará los lunes, porque por desgracia, vas a volver al trabajo tras la baja de maternidad.

¡tenemos una sorpresa para ti!

dejanos tus datos y disfrútala