Ya hacía algunos meses (o más bien semanas..) que no tenías que hacer frente a una de esas compras de artículos de puericultura imprescindibles. Pero, ha llegado el momento.

Tu Bebé, con sus seis meses de vida, ya está en medio del proceso de introducción a los sólidos y le comunicas a Marido Perfecto que ya no podéis escaquearos más: Este niño necesita una trona, ¿o cómo quieres que le guste la papilla, al pobre, que ni tiene donde sentarse? Antes de que salgáis a la búsqueda y captura de la trona del bebé, y si no quieres acabar con un armatoste inservible, déjate guiar por la experiencia de quien ya ha pasado por ahí.  Te recomiendo leer este fantástico post de Una madre molona, que está muy, pero que muy currado, y sobre todo, te orienta maravillosamente para que encuentres la trona del bebé que más se adapte a tus necesidades ¡Que comience la operación trona!

¡tenemos una sorpresa para ti!

dejanos tus datos y disfrútala