Voy a ponerme un poco hippy y espiritual. Ya te conté la anécdota de Cómo mi día de compras casi acabó convertido en mi día de parto (ver artículo aquí). Yo llegaba a vivir a Barcelona de otra ciudad estando embarazada, por lo tanto tenía a muchas de mis amigas lejos. Como te puedes imaginar, en esta última etapa del embarazo las eché mucho de menos (Por cierto, me gustaría aprovechar este momento… para mandarles un besazo enorme: muak!!).

Si tú tienes la suerte de tener cerca a las personas especiales de tu vida, que, recuerda, pronto serán también las personas especiales  en la vida de Tu Bebé.

¡tenemos una sorpresa para ti!

dejanos tus datos y disfrútala