El inicio de la alimentación complementaria del bebé es, sin duda, una de las etapas más interesantes y emocionantes. Personalmente siempre ha sido de mis favoritas, el contemplar cómo mis hijos estaban dando un gran paso de madurez  y desarrollo ganando autonomía para alimentarse por ellos mismos.                                                                                              ¿No te parece un proceso alucinante?. Además, si optas por el método BLW (Baby Led-Weaning), más apasionante aún viendo cómo son capaces de masticar desde los 6 meses y ¡sin un solo diente!.

Quizá te estés preguntando qué es eso de BLW, ya que si estás embarazada o eres mamá primeriza puede que ahora mismo no sepas de qué te hablo.  Pero no te preocupes, para resumirte un poco te adelanto que el BLW es un método de alimentación complementaria del bebé  donde se le permite auto regularse y alimentarse por él mismo. Es decir, nosotras sólo tenemos que ofrecerle los alimentos sólidos adecuados en corte y textura para que ellos lo cojan con sus manos y se lo lleven a la boca. Y para no extenderme demasiado te recomiendo que te informes bien y leas mucho sobre este método tan beneficioso para los bebés; y para ello nadie mejor que Anastasia de @bymamaosa.  Ella es asesora de BLW y lactancia y tiene una magnífica app para guiarte en todo este proceso: @blwideasapp y muchos consejos en su blog blwmamaosa.

Independientemente de que inicies la alimentación complementaria con triturados/papillas ó con el método BLW, lo importante es que tengas claro todo lo que necesitas para poder realizar todo el proceso con seguridad y dar las herramientas adecuadas a tu bebé. Y antes que nada, asegúrate de que tu bebé está listo para empezar a comer cualquier cosa que sea diferente a su leche (alimento principal hasta los 12 meses). ¿Y cómo saber si está preparado?: responde a las siguientes preguntas afirmativamente y entonces estará listo para ello.

1. ¿Tu bebé tiene más de 6 meses y es capaz de sentarse erguido en la trona sin (o casi) apoyo?. Que no se vaya para los lados.

2. ¿Ha perdido el reflejo de extrusión? para ello prueba a introducir un poco en su boca una chuchara pequeña. Si ves que la expulsa hacia afuera con la lengua es que aún no lo ha perdido. Debes esperar un poco más ya que no será capaz de tragar los alimentos y los escupirá.

3. ¿Tu bebé muestra interés por los alimentos que os ve comer?.

4. ¿Es capaz de coger algo con la mano y llevárselo a la boca? Coordinación ojo-mano-boca.

Si has respondido a todo lo anterior con un sí, ¡enhorabuena! tu bebé y tú estáis listos para empezar esta bonita y divertida etapa de descubrimientos. Por ello, voy a recomendarte todo lo que a mí me ha venido fenomenal para esta etapa. ¡Toma nota!:

Elegir la trona para bebé adecuada

Lo primero de todo es pensar, ¿dónde voy a poner a mi bebé a comer?. Pues la respuesta es en su trona, una silla alta con bandeja que le permitirá estar sentado con seguridad para poder alimentarse  tranquilamente.

En el mercado existen multitud de modelos, colores y formas diferentes, pero yo personalmente te aconsejo que pienses en tu situación particular, en cómo es tu casa o la casa donde el bebé va a alimentarse normalmente, ya que por ejemplo en mi caso, necesitaba una trona alta bebé como para llegar a la altura de una isla de cocina. Al principio quizá tu bebé se alimente contigo en horarios dispares, pero a partir del año de edad, lo normal es que tenga los mismos horarios y casi menú que el resto de la familia, por lo que en mi situación era importante esa altura para poder estar con toda la familia a la hora de comer.                          Por eso elegí este tipo de tronas para la tienda: la trona evolu con bandeja de madera de Childhome y la trona evolutiva con cojín ULTIMO 3 de Quax.  Además, ambas son evolutivas, es decir, posteriormente se convierte en una pequeña silla infantil perfecta para su dormitorio.

La trona evolu de Childhome se puede resumir en seguridad, diseño, practicidad y comodidad. Son los cuatro elementos que la definen. Tiene un diseño estilo nórdico precioso que queda perfecta en cualquier ambiente y puedes complementarla con el cojín para trona evolu y así aportar mayor comodidad a tu bebé.

La trona evolutiva con cojín ULTIMO de quax es la que tenemos en casa, cuenta con patas regulables (sin atornillar) con tres posiciones, amoldándose tanto a mesas infantiles (52cm), hasta a mesas de cocina americana (92 cm) por lo que tu bebé pasará de la mesa para niños a la adulta sin cambiar de silla. Su estructura en aluminio la hace altamente resistente y su arnés de cinco puntos mantienen al bebé en su sitio sin atosigarlo.

Set de vajilla infantil

Después de haber elegido la trona que se adapta mejor a vosotros, lo siguiente es hacerte con al menos un par de vajillas para bebé para poder presentar la comida a tu bebé.

Tanto si haces papillas como si ofreces sólidos, poco a poco debes ir acostumbrando a tu bebé a comer del plato. Por ello te dejo una pequeña lista de las cositas que yo he usado y veo muy útiles:

  • Vajilla 5 piezas de Saro: un juego de vajilla de 5 piezas hecha de pvc sin biisfenol A. Perfecta desde los 6 meses ya que es muy ligera y puede usarse en el microondas y lavavajillas.  Además, incluye un vaso de aprendizaje para que tu bebé comience a beber pequeñas dosis de agua entre comidas y pueda ir practicando.
  • Plato con ventosa de Bo Jungle: esta opción es perfecta si tu bebé es muy activo y juguetón con la comida, ya que más de una vez intentará tirar el plato fuera de la bandeja...¡es completamente normal! Están experimentando y hay que dejarles, pero si se lo ponemos algo difícil para agarrarlo eso que adelantamos :). Este plato queda adherido fuertemente a la bandeja gracias a la ventosa y también puedes usarlo en microondas y lavavajillas.

Vaso de aprendizaje

Con la introducción de los sólidos, también damos paso a la incorporación del agua como líquido diferente a la leche materna o de fórmula que tome el bebé. Poco a poco debe ir acostumbrándose a ingerir pequeñas dosis de agua para seguir hidratado y favorecer el tránsito intestinal.                                                                                                                Por ello y para facilitarle la transición del biberón al vaso, podemos ofrecerle un vaso de aprendizaje con asas como la taza bebé evolutiva de Sass & Belle, un vaso bebé con asas que le permitirá cogerlo y llevárselo él solito a la boca para beber. Además, su tapa con boquilla permite que no se derrame el agua y beba a su ritmo.

Baberos y más baberos

Imagino que algún babero bebé tendrás por casa de algún regalo de nacimiento de amigos o familiares, ya que son un complemento básico a incluir en cualquier canastilla bebé. Pero siento decirte que vas a necesitar unos cuantos más ya que cuando empieces a dar de comer a tu bebé comprobarás lo rápido y fácil que se manchan. ¡Por no hablar de cuando deciden ponerse un trozo de brócoli a modo de sombrero!.

Aquí te dejo los que mejor te van a venir:

  • Babero de manga larga - Fabelab: este babero te será de mucha utilidad sobre todo para las épocas frias en las que no podrás sentar en la trona a tu bebé sólo con pañal y babero. Es de manga larga y algodón 100% orgánico, y gracias a las mangas largas evitarás que se manche la ropa de debajo.
  • Baberos de silicona: estos baberos son súper prácticos. Son de silicona muy blanditos, se abrochan muy fácil, el bebé puede mordisquearlos y en su bolsillo interior recogen estupendamente los restos de alimentos que caen de su boca. Tienes el babero de silicona Ñam de Saro, o el pack baberos de silicona animalitos - Liewood. ¡Yo tengo de todos los colores y además se limpian fenomenal bajo del grifo!.

Creo y espero haberte dado un poco de luz e información sobre este pequeño nuevo mundo de la alimentación de tu bebé.

Disfruta de esta etapa y diviértete mucho con él, ya que si tú estás tranquila y relajada, todo fluirá mucho mejor y conseguirás que tu bebé disfrute comiendo y descubriendo los alimentos.

 

¡tenemos una sorpresa para ti!

dejanos tus datos y disfrútala