Toda mamá sabe lo difícil que es dejar tiempo libre para realizar ejercicio en el día a día. Nos encontramos ocupadas cuidando a nuestro pequeño la mayor parte del tiempo (¡o todo el tiempo!), pero debemos saber que no es imposible. Si tu cuerpo necesita volver a ponerse en forma después del embarazo toma nota de los siguientes consejos que puedes realizar como buena ¡supermamá!:

  • Realiza ejercicio a través de videos online. Encontrar tiempo para ir a un gimnasio o bien salir a correr parece misión imposible para cualquier mamá. Por eso, es mucho más fácil y cómodo realizar ejercicio desde nuestra propia casa (¡el comedor puede convertirse en el mejor gimnasio!). Solo debemos buscar a través de Youtube vídeos que sean adecuados para nosotras y se adapten a nuestras necesidades, hay muchísimos dónde escoger. Así, solo deberemos buscar media hora al día que podamos dedicar a realizar ejercicio ¡sin dejar de prestar atención de nuestro bebé!, ya que podremos dejarlo al lado de dónde nos encontremos en una hamaquita o otro sitio seguro.
  • Convierte tu casa en un gimnasio. No te preocupes por dónde practicar ejercicio, tu casa se convertirá en una gran sala de gimnasio si te lo propones (entre juguetes y peluches, ¡es posible!). Además, no siempre tienes porqué seguir un vídeo completo de Youtube, si ese día no te apetece realizar la rutina completa ve al comedor y aprovecha para bailar un rato, o bien hacer algunos abdominales o estiramientos con los que te sientas mejor. Hasta puedes hacer ejercicios en las diferentes estancias de la casa, abdominales en el comedor, saltos en la habitación, estiramientos en el pasillo…
  • Busca compañía ¡No estás sola! Si puedes encontrar tiempo para ir al gimnasio o salir a correr organízate con alguna amiga que quiera hacer ejercicio. El apoyo de una compañera es muy importante, ya que nos puede ayudar a no dejar la rutina y seguir motivadas con nuestro reto. También será importante el apoyo de una persona que pueda cuidar de tu bebé mientras estás realizando deporte y así puedas estar tranquila.
  • ¡El deporte en familia es posible! Los fines de semana son la excusa perfecta para realizar ejercicio en familia. Buscad algún camino que seguir cerca de casa y que sea fácil de realizar, o bien salir simplemente a pasear por la ciudad y descubrir algunas rutas cómodas a seguir. Estos ejercicios pueden volverse una rutina a realizar cada semana y con la que podréis disfrutar en familia mientras practicáis deporte.

Además puedes usar cremas que ayudarán a regenerar tu piel incluso después del embarazo ya que cuando haces deporte es importante hidratar bien tu piel para mantenerla elástica. Cuando cambiamos repentinamente de peso, la piel es la primera en sufrir los cambios.

Nuestro cuerpo necesita ser ejercitado después de tener a nuestro bebé, ahora es habitual sentir dolor de espalda, de brazos, de articulaciones etc… y no debemos buscar más excusas para no empezar a practicar ejercicio ¡y sentirnos mejor con nosotras mismas y con nuestro pequeño!

¡tenemos una sorpresa para ti!

dejanos tus datos y disfrútala