Os voy a hacer una confesión de esas de madre no-modélica pero en la que espero muchas os sintáis identificadas:

En el momento justo después del parto, cuando ya subimos a la habitación y mi Niño Maravilloso dormía plácidamente empezaron las visitas y para mi sorpresa… ¡Nadie se ocupaba de mi! ¡Después de 9 meses de mimos y cuidados extremos, en un momento en el que estaba dolorida y cansada… a penas nadie pensó en mí! La verdad es que me sentí un poco mal porque, vale que mi bebé estaba para comérselo y que las visitas vienen a conocer al nuevo miembro de la familia pero… ¿No os parece que también es importante cuidar a la mamá?

Pues por eso siempre me gusta incluir en las canastillas para los primeros meses del bebé algo que sea de uso exclusivo para la mamá, y que mejor que una crema hidratante para cuidarse ese cuerpo un poco raro (pero lleno de amor) que se queda tras el embarazo. Una crema sin parabenes que además te ayuda a evitar estrías… Y si encima de todo tiene un diseño exclusivo, ni te cuento lo que mola

En esta ocasión he elegido para ti la crema hidratante de CREA-M, la encuentras en la canastilla para bebés, de esta crema no solo me gusta su textura, olor, y como deja la piel, sino que me encanta la filosofía de esta marca: respetuosa con el medio ambiente. De hecho sus envoltorios están pensados para ser reutilizados, y yo lo uso para guardar los chupetes de los peques, les puse un poquito de washitape, unas pegatinas, y… ¡lo tengo totalmente personalizado! La Moisturizing Cream (Crema hidratante corporal) mima tus defensas naturales para hidratar, proteger y reafirmar tu piel mediante una fórmula no grasa de larga duración y rápida absorción. Vamos… una maravilla.

Esta crema es ideal para el post parto pero no solo, también la puedes usar durante el embarazo, que fue cuando yo las descubrí.

¿Te apuntas a la revolución Crea-m?

¡tenemos una sorpresa para ti!

dejanos tus datos y disfrútala