Todas, al quererle hacer regalos a una madre embarazada para su futuro bebé, nos hemos preguntado alguna vez si aquello que le queremos comprar es lo más adecuado, si le va a dar uso o si va a ser seguro, ¿no?

Ahora, pongámonos en la situación de que tenemos que montar una canastilla perfecta y no sabemos bien bien qué es lo que tiene que ir en ella. Pero cuando la indecisión se apodera de nosotras, ¡nos volvemos locas! Tenemos claro qué debe llevar una canastilla como dios manda, pero…¿Qué no debe incluir?

 

¿Qué no debe incluir una canastilla perfecta?

 

Primero… con la salud del bebé no se juega, y es por eso que no se deben incluir productos de higiene en la canastilla si éstos no son hechos especialmente para bebés, ya que podrían dañar su sensible piel.

Un bebé necesita estimular la vista, el oído, el olfato. Los juguetes de puericultura son perfectos para ellos ya que mientras se divierten pueden desarrollar mejor sus sentidos. Pero…¿Qué hacer cuando no encuentras el juguete perfecto? No debes comprar lo primero que veas, ya que hay juguetes que no son del todo adecuados para bebés, para su edad, incluyen piezas pequeñas o mucho pelo que puede dar alergia y picar.

Continuando con los juguetes…¿os imagináis a un bebé curioso con un juguete ruidoso en sus manos? ¡Eso es lo más parecido al infierno! ¿Qué consejo os doy? No pongáis en la canastilla juguetes que hagan ruidos molestos y con un alto volumen, hacedlo por el bebé y por vosotros.

Otra cosa que NO debéis incluir son muchos chupetes, seguramente os preguntaréis por qué. La razón es porque cuando un bebé tiene un chupete favorito, por mucho que tengáis 10 más, solo querrá ese, al que le ha cogido tanto cariño, dejando los otros 9 sin utilizar.

 

Por último, intentad no incluir mucha ropa en vuestra canastilla, puesto que no sabremos si nuestro bebé va a crecer más deprisa de lo normal o de lo contrario va a tardar en pegar el estirón.

¡tenemos una sorpresa para ti!

dejanos tus datos y disfrútala