¿Quieres irte de vacaciones en el tercer trimestre de embarazo? ¿Tienes un compromiso familiar y debes viajar durante el embarazo?

No te agobies, por experiencia te digo que, si tu médico no te lo contraindica lo contrario por algún problema específico, viajar embarazada no supone ningún problema. A mí me encanta viajar y lo estuve viajando hasta casi el final: cuando mi cuñada se casó estaba de ocho meses y medio. Pero, sin duda, el viaje más importante que hice en este tiempo fue el de la mudanza de Nueva York a Barcelona. Lo tuvimos que retrasar tanto (esperando a que Marido Perfecto firmara su contrato de trabajo) que casi doy a luz en NY. Al final, estaba de 28 semanas cuando cogimos el avión. Fueron siete horas de vuelo con todas las molestias… ¡pero valió la pena poder instalarnos antes de que llegara Niño Maravilloso!

De hecho, si estás pensando hacer un viaje en avión, 28 semanas es el límite máximo que recomiendan algunas compañías aéreas. Debes poner mucha atención en leerte las normas de la aerolínea que hayas elegido para viajar, porque algunas, ademásno te permitirán viajar sin un certificado médico que te autorice. Creo que a partir de esta fecha el medio de transporte más cómodo para hacer un trayecto largo es el tren; el coche pueda estar bien si el trayecto es corto.

Tal y como recomienda la bloguera de Yo no soy una drama mamá, creo que lo que tiene más lógica en esto de decidir emprender o no la decisión de viajar durante el embarazo es el sentido común. Mira y escucha tu cuerpo, ¿qué te dice? ¿está deseando emprender el vuelo? ¿o por el contrario prefiere quedarse en casa a descansar? Si es así, no te fuerces… Claro que, si como a mí y a Yo no soy una drama mamá te encanta viajar, te dejo algunas de las recomendaciones más comunes al respecto:

1. Elige bien el destino. Es de sentido común no planificar un viaje a destinos exóticos que requieran vacunación. Tampoco es recomendable ir a lugares de mucha altitud.

2. Cuida la hidratación y la alimentación. Si ya debes hacerlo en tu vida diaria, mucho más si emprendes un viaje, ¡estar de vacaciones no es excusa para comer mal!

3. Protege tu piel del sol.

4. Si viajas en coche, descansa cada dos horas.

5. Consulta con tu médico antes de planificar un viaje largo.

Si ya te has decidido sólo me queda una última recomendación: ¡Disfruta!

¡tenemos una sorpresa para ti!

dejanos tus datos y disfrútala