Ir a una boda embarazada

¿Tienes que ir a una boda embarazada y no sabes qué ponerte?¡Tranquila, guapa! No lo digo por decir… A estas alturas de tu embarazo, cuando tus andares cada vez se alejan más del sex-appeal, lo mejor es conservar la moral por las nubes, ¡y hoy quiero poner mi granito de arena!

¿Qué ocurre? ¿que no tienes suficiente con encontrar algo decente que ponerte cada día que encima tienes que encontrar un vestido largo para una boda? ¿no tienes ni idea de qué puede quedar bien con una barriga semejante? Créeme que te comprendo, estaba embarazadísima de Niño Maravilloso (ocho meses y una barriga enorme de verdad) para la boda de mi cuñada.

De entrada te digo que no es un problema, hay vestidos que quedan muy chulos con tripa. Lo mejor es echar un vistazo en Internet a ver qué nos aconsejan las blogueras con más estilo. O copiar a las celebrities. O ambas cosas. Aunque, espera… ¡Esto ya lo he hecho yo por ti! He encontrado un súper post para ayudarte a escoger un vestido de gala que quede bien en la etapa final del embarazo. Te recomiendo su consulta, por un lado, porque lo escribe y comenta Carlina Simó, mamá tras el blog Lacasademartina, aquí encontrarás como ir a una boda embarazada y guapa, en mi opinión es uno de los blogs más recomendables de la blogosfera sobre la moda infantil y premamá. Y por otro, porque en esta ocasión nos ha escogido los estilismos de tres de las famosas que estuvieron más sexy y bien vestidas durante su embarazo. Ellas llevaron estos vestidos para lucir palmito en la alfombra roja, y tú puedes coger ideas para esa boda que te trae de cabeza.

Aunque tengo que confesar que en mi caso, para la boda de mi cuñada, lo peor no fue la elección del vestido, sino que tuve que ir al modista como seis veces (¡y no miento!) para poder abrir y cerrar el vestido. Como es lógico, cada semana que pasaba el vestido me quedaba más pequeño. La modista me decía: te lo pongo más grande para que te valga de aquí a dos semanas y yo; ¡que no! ¡Que ya está! ¡No voy a engordar un gramo más! Jajaja… ¡A la semana siguiente estaba de vuelta en su taller!

 Mi vestido era muy bonito, pero éstos lo son más. Échales un vistazo a ver cuál es tu preferido y si te decides por algún modelo, ¡recuerda dejar suficiente espacio para tu barriga! Tu modista quizá no sea tan paciente como la mía.

¡tenemos una sorpresa para ti!

dejanos tus datos y disfrútala