Cuando Niño Maravilloso llegó al mundo no tuvimos que pensar en enjoyarlo desde bebé, es una de las ventajas de traer al mundo a un niño, que nadie te va a preguntar sobre si hacerle agujeros para los pendientes o no.

La verdad es que cuando las enfermeras vinieron a mi habitación y me preguntó si le iba a poner pendientes a la Niña Preciosa me sorprendió porque no existe la misma tradición en Francia, vamos que los agujeros para los pendientes se hacen cuando la niña es un poco más mayor.

Cuando me lo preguntaron me lo planteé pero luego pensé que era demasiado pequeña para hacerle pasar por un trauma así y sus posibles consecuencias: infección, que se le puedan enganchar o que le hagan daño mientras duerme. Así que finalmente decidí que no. Soy consciente que cuando Niña Preciosa tenga cierta edad me los pedirá, pero en ese momento le explicaré las consecuencias de hacerse el agujero y, si sigue queriendo, la acompañaré a hacérselos.

Aún así mucha gente me pregunta si se los voy a poner, incluso las abuelas de la frutería (una tipología de persona de la que hablaremos en otro momento) me preguntan sin parar cuando se los pondré porque sino no pueden ver si es un niño o una niña… La verdad es que, como en todo cuando se trata de un bebé, esta es una decisión muy personal, pero para que tengas otros puntos de vista te dejo este post de Amor de Batmami para que veas otras recomendaciones si tú también estas ante el dilema de los pendientes.

¡tenemos una sorpresa para ti!

dejanos tus datos y disfrútala