Yo confieso, y espero que esto no haga que alguna mamá me deje de seguir, mis hijos han dormido generalmente bastante bien… O tal vez es la memoria que me falla, lo bueno con los hijos es que al final se quedan solo los recuerdos bonitos, ¿no os pasa? 

También he de decir que he sido muy estricta a la hora de dormir, marcando rutinas y tratando de no salir demasiado de ellas, y esto ha ayudado a tener orden en la vida de los pequeños.

De todas maneras en algún momento se ha complicado la situación y he tenido que tomar cartas en el asunto. Aquí van mis trucos para dormir a un bebé. Sobre todo paciencia: si tu estás nerviosa, ellos están nerviosos, no tengas prisa para que duerman, y verás que se duermen antes.

  1.     La rutina de la que os hablaba antes me ha funcionado siempre muy bien: baño, cena, cuento y cama. Nada complicado pero muy eficaz.
  2.     Cuando he tenido que salir de la rutina en general, tipo en vacaciones o similar he tratado que no duerman ninguna siesta unas 4 horas antes de tener que ir a la cama, esto a veces ha provocado que estén muy cansados, entonces adelantaba la hora de ir a la cama, pero un niño necesita un tiempo entre sueño y sueño.
  3. Un masaje relajante con aceite de almendras es ideal, tendréis un momento de mimitos y además pondrá a tu bebé en la "función sueño" ya que le relajarás y le ayudarás a crear un ambiente para descansar.
  4.     Nada de juegos muy extremos antes de ir a dormir, como te decía, hay algunos cuentos que me funcionaban bien… Y los repetía cada noche y… tras leerlos: puf, los peques se dormían por arte de magia.

Si estás pasando un momento complicado de sueño, sobre todo paciencia, mucha paciencia, calma y información: debes saber que hasta los 3 años un niño no sabe dormir, no tiene las rutinas, acompaña a tu bebé y ayúdalo. Y si un día estás muy cansada: tira de ayuda de papá, amigas, abuelas o tías para descansar. ¡Tu también eres importante!

¡tenemos una sorpresa para ti!

dejanos tus datos y disfrútala