La lista de la compra más larga de la historia

Cuando estaba embarazada de ocho meses de Niño Maravilloso, me fui de tiendas para empezarcon la lista de la compra más larga de la historia, es decir comprar las cositas que necesitaría para la llegada de NM. Como acababa de mudarme de otra ciudad, la verdad es que había pasado mucho más tiempo eligiendo muebles para mí que cunas para NM. Con toda la tranquilidad del mundo me fui a una de estas tiendas muy bonitas y muy caras y empecé a hablar con la dependienta. Y ahí es cuando estuve a punto de dar a luz en su propia boutique. ¡Esta señora me asustó tanto que por poco se me adelanta el parto!

La sabia mujer me acribilló a preguntas: ¿Cómo que no tenía aún la cuna de NM? ¿Y qué pasaba si llegaba mañana? ¿Y tampoco tenía un moisés? ¿Ni la bañera? ¿Ni el cambiador? Pero las sábanas sí que las habría comprado ya… ¿tampoco? ¡Una loca! No me malentendáis, la loca no era la dependienta, sino YO ¡por estar embarazada de ocho meses y aún no saber que necesitaría Mi Bebé! Jajajaja…

Con una mezcla de sorpresa y compasión, la señora me entregó un folio A4 con “The list” de las necesidades de un bebé recién nacido. Esta lista asustó a todos mis amigos (sobre todo a los Maridos Perfectos de mis amigas embarazadas) y todavía hoy se conoce como “La A4”. Lola, me pasas la A4 por favor que me voy de compras con mi madre. Lola, mándame la A4 please que no me acuerdo de si necesitaba un balancín además del moisés y del sillón de lactancia….

No voy a darte la A4 en esta web (aunque si de verdad la quieres, mándame un email y lo haré), porque, en mi humilde opinión, (y espero que no esté leyéndome la dependienta, o si lo está que no me reconozca): no compensa, chica… Prefiero mil veces que leas este post. Te será mucho más útil que una lista con miles de cosas que, así de pronto, te va a asustar. En este artículo de Bebés y más, al menos, distinguen lo imprescindible de lo opcional. Me parece más adecuado. Take it easy

¡tenemos una sorpresa para ti!

dejanos tus datos y disfrútala