Tú sabes que estás embarazada, tu pareja sabe que estás embarazada, hasta tu médico lo sabe y puede que ya hayáis visto a vuestro pequeño en una ecografía o hayáis escuchado su corazón. Te mueres de ilusión por comunicarle a todo el mundo que estás embarazada pero sabes que lo recomendable es esperar hasta la semana 12… ¿O no?

¿Cuento que estoy embarazada o no?

Mi consejo es que hagas dos grupos y que lo cuentes en dos momentos diferentes, así saciarás tu ansia de contarlo y de otro lado te asegurarás tener gente que pueda apoyarte y ayudarte en caso de que estés muy cansada o que tengas muchas náuseas pero no lo contarás a todo el mundo.

Yo lo hice así:

Familia cercana y amigos íntimos

A penas nos aseguramos que todo iba bien en el embarazo lo conté  A LO GRANDE, a los abuelos, tíos y amigos íntimos. No pude evitarlo, porque sabía que iba a ser una ilusión muy grande para todos.

También se lo conté a una de mis compañeras de trabajo que es una de mis mejores amigas, necesitaba a alguien que me “cubriera” cuando tenía náuseas o no me sentía muy bien.

Amigos, conocidos, gente del trabajo y familia lejana

Aquí fui contándolo poco a poco, pero esperé a la semana 12 para asegurarnos que estuviera todo bien.

En el trabajo primero lo comuniqué a mi superior y compañeros más cercanos… ¡Algunos ya lo empezaban a sospechar!

También con mi familia más lejana y amigos con los que no tengo una relación diaria… ¡Fue otro chute de alegría! Todo el mundo se sentía muy feliz por mi y como la barriga empezaba a notarse fue muy bonito.

La verdad es que me alegro mucho de la decisión que tomé sobre cómo contar que estaba embarazada a amigos y familiares. Tuve dos momentos muy bonitos y relevantes en el embarazo. Y tú ¿Cómo lo contaste?

¡tenemos una sorpresa para ti!

dejanos tus datos y disfrútala