Por cierto, no te he preguntado, ¿sabes cómo decidir el nombre del bebé? A veces puede llegar a convertirse en una decisión difícil de tomar. Primero, porque seguro que quieres que TB tenga un nombre muy especial, al fin y al cabo, no es algo que puedas cambiar si luego no te convence ¡va a acompañarlo durante toda su vida! Pero, sobre todo, porque es una decisión que como mínimo hay que tomar en pareja (si es que no escuchas opiniones de titas, abuelos y amigos… ¡entonces te aseguro que se pasan los nueve meses y TB acaba llamándose Aúnnosabemos!).

Para las familias de doble nacionalidad, como la mía, la cosa puede complicarse aún más, pues lo que suena bien en un idioma puede resultar impronunciable en otro. Por ejemplo, ¿qué opinas de Capucine? En francés queda muy bien, pero en castellano ¡no me lo puedo imaginar! Si aun así te decides por Capucine, por ejemplo, siempre puedes ayudar a tus familiares con el nombre haciendo que lo puedan ver escrito cada vez que os visiten con un dado personalizado con su nombre. Al final, yo escogí un nombre bien español y muy clásico que me encanta como suena, y por suerte su papá (y tanto la familia española como la francesa de Niño Maravilloso) estuvieron encantados con mi decisión.

Pero quizá tú seas una fashion addict a la que le gustar seguir las tendencias incluso en esto de elegir nombre. O, todo lo contrario, es decir, quieres que TB tenga un nombre único y súper original que no entienda de modas. Te dejo este artículo de la Guía del Niño para que veas cómo decidir el nombre del bebé y cómo éste puede influir en la personalidad de tu hijo.

¡tenemos una sorpresa para ti!

dejanos tus datos y disfrútala