Estando en la recta final de mi embarazo de Niño Maravilloso, mi matrona me preguntó si había leído y completado ya el plan de parto. Hasta ese momento no tenía ni idea de qué existía algo así.

“¿Disculpe, ¿cómo ha dicho?”

El plan de parto. Se trata de un documento en el que dejas constancia de cómo deseas que sea tu parto, para que el centro hospitalario en el que darás a luz actúe consecuentemente en todo el proceso.”

“¡Ah, ¡qué bien! Tiene sentido… Supongo que las contracciones no son el mejor momento para preguntarle a una parturienta nada…”

Y, sí, tras mi experiencia puedo decir que es muy útil porque te ayuda a que te hagas una idea muy detallada de cómo va a ser el parto, sobre todo si eres primeriza. Pero no, en este caso no esperes que tus deseos sean órdenes.

En realidad, el plan de parto es en mi opinión una quimera más que una realidad, por no decir claramente que se trata de una tomadura de pelo. La cuestión es que dan a escoger entre algunas opciones que luego en la práctica no son posibles. Por ejemplo, puedes decidir en qué posición dar a luz, aunque la realidad es que en la mayoría de los hospitales sólo es posible dar a luz en el potro. Algo así como si le preguntas a un niño si quiere un caramelo de limón o de fresa, cuando sólo puedes ofrecerle caramelos de limón: ¿Que, cielo, lo quieres de fresa? Qué mono… Pues toma, dos de limón.

Aun así, ya te digo que realizar el plan de parto junto con Marido Perfecto fue algo positivo. Despejamos muchas incógnitas acerca de cómo sería ese momento, nos ayudó a conocer mejor el hospital en el que nacería N.M.

La verdad es que en la primera ojeada que eché al plan de parto me agobié un poco, pues me di cuenta de que había muchas cosas que no sabía. No te preocupes, porque esto no va a ocurrirte a ti. Lola ya ha seleccionado por ti un post del blog Maternidad Continuum en el que el plan de parto viene explicado de la A a la Z como se suele decir (¿qué me ocurre, desde cuándo Lola habla en tercera persona?)

Te dejo tranquilamente leyendo este artículo sobre el plan de parto, a ver si mientras Lola se recupera, quiero decir, me recupero, de este desdoblamiento de personalidad.

¡tenemos una sorpresa para ti!

dejanos tus datos y disfrútala