Una de las molestias más comunes que pueden sufrir los bebés en el primer mes de vida y los sucesivos meses es el temido cólico del lactante. Con el tiempo remite, pero mientras los pequeños lo sufren es todo un suplicio. Yo pensé que a Niño Maravilloso le había tocado sufrir de estos cólicos porque no paraba de llorar y yo estaba desesperada. Pero luego con la ayuda de mi pediatra y de mi madre, nos dimos cuenta de que no eran cólicos de verdad, sino que estaba molesto por otras cosas.

Este artículo de El Mundo te da las claves para saber si tu bebé sufre cólicos, o su llanto desconsolado tiene otros motivos, como simplemente un poco de aire en la barriga. Y sobre todo te dice una cosa importante: tú no tienes la culpa de que llore tanto Tu Bebé, así que no te deprimas por esto. Además, suelen irse a los tres o cuatro meses como máximo.

¡tenemos una sorpresa para ti!

dejanos tus datos y disfrútala