Como ya sabes soy muy práctica, por eso he hecho la lista de imprescindibles para el embarazo. En esta época, para compensar la pérdida de neuronas que me provocó tener a Niño Maravilloso en la barriga; me volví aún más organizada. En parte, porque vivía en Nueva York y estaba todo el día viajando de un lado a otro, por lo que había ciertas cosas que necesitaba y no podía olvidarme en casa por nada del mundo:

Me ha parecido una buena idea compartir contigo esta breve lista de cosas que se necesitan en el embarazo. Allá voy:

1En el número uno se encuentra, indiscutiblemente, el chorizo. ¿El chorizo? Sí, no creas que pasé mi embarazo con un antojo enorme de embutido y que me dedicaba a traerlo de contrabando de España a Nueva York. No es eso. El chorizo es como yo llamo al cojín de lactancia o, en su defecto, almohada común, ése que necesitas (o vas a necesitar pronto si tu embarazo no es muy avanzado) para poder dormir colocándolo entre las piernas. Te aseguro que durante algunos meses será tu más fiel y mejor compañero de cama. Me lo llevaba a todas partes conmigo, ¡aunque me ocupara la mitad de la maleta!

2. Un sujetador cómodo de algodón. Según mi experiencia, lo mejor es soltarse un poco la melena al respecto. Cuando empezaron a dolerme los pechos pensé que ya tendría tiempo de volver a los aros, los rellenos, el encaje y el satén. En el embarazo, lo que prima es la comodidad.

3. Crema antiestrías. Aunque reconozco que en este apartado no fui todo lo constante que tuve que haber sido. De todas formas, sobre todo al principio, una buena crema hidratante puede ser suficiente.

4. Protección solar para la cara. Ya sea invierno o verano, las embarazadas tienen que protegerse la cara del sol. ¡O corres el riesgo de quedarte con una mancha en el bigote de por vida! Para saber más sobre este problemilla, lee los consejos de belleza de los que ya te hablé en ateriores ocasiones.

5. Kit de supervivencia. En el bolso, dentro de unos meses no podrán faltarte toallitas, juguetes, galletas… Por ahora, tus objetos de primera necesidad son: un abanico (te acuerdas de tu madre con la menopausia, pues los golpes de calor que entran en el embarazo son algo parecido), una botella de agua y caramelos (si no quieres, como yo, acabar aceptando la sal de un desconocido para reponerte de un desmayo.)

6. Complementos vitamínicos con yodo y ácido fólico. Esto no lo digo yo, claro, lo dicen los médicos.

7. Una carpeta con archivadores para guardar y ordenar todos los papeles de médicos.

Esto es todo lo que no podía faltar en mi equipaje fuera donde fuera cuando estaba embarazada. ¿Tú qué opinas? ¿Añadirías o quitarías algo?

¡tenemos una sorpresa para ti!

dejanos tus datos y disfrútala